RIO

EL agua de rio es agua superficial dulce, que regularmente desciende de las montañas por causa de las lluvias. Su calidad es relativamente buena pero diversa de acuerdo a las diferentes zonas geográficas; en su trayecto va arrastrando diferentes tipos de impurezas, principalmente solidos en suspensión, que para su potabilización tenemos que eliminarlas.

diagramaRIO

POZO

Si se excava un pozo desde la superficie a través de las capas impermeables hasta el acuífero la presión hace que el agua surge a la superficie de manera natural y con fuerza. El agua de los pozos son normalmente fría y libre de contaminantes orgánicos, lo cual la hace ideal para beber.

La naturaleza geológica del suelo determina la composición química de las aguas subterráneas. El agua esta en constante movimiento con el suelo donde se estanca y recircula, y así se desarrolla un equilibrio entre la composición del suelo y la del agua.

Algunas de las características típicas de las aguas subterráneas son: Turbidez débil Temperatura constante, composición química constante y generalmente ausencia de oxigeno. El agua subterránea en circulación puede ser de gran variación en la composición con la apariencia de contaminantes y varios contaminantes. Adicionalmente, las aguas subterráneas son bastante puras desde un punto microbiológico.
diagramaPOZO

AGUA DE MAR

El agua de mar es una enorme fuente de agua sin embargo la concentraci0n de sales la hace no apta para el consumo humano. Al día de hoy se han conseguido grandes avances en el desarrollo tecnológico de la desalinización por ósmosis inversa, como ha quedado demostrado con las continuas innovaciones en los sistemas de recuperación de energía, consiguiendo así reducir considerablemente el consumo energético y por tanto, el coste de agua desalinizada, verdadero impulso de aumento de la capacidad de producción.

En la etapa del pre-tratamiento de agua se analiza el uso de diferentes tipos de reactivos, que junto con los avances en el empleo de membranas de microfiltración y ultrafiltración, consigue que el agua pueda llegar a la ósmosis inversa con unas características cualitativas muy homogéneas, con independencia de las variaciones del agua bruta. De esta manera, se conseguirá un mejor funcionamiento de las membranas de ósmosis inversa, reduciendo el tiempo de limpieza y alargando su vida útil

En cuanto a las propias membranas de ósmosis inversa, y aun cuando se han producido también innovaciones significativas, existen posibilidades de mejoras para optimizar la presión de trabajo:

  • Membranas resistentes al cloro y otros oxidantes para el control de los desarrollos biológicos
  • Membranas más resistentes al ensuciamiento coloidal
  • Membranas con mayor permeabilidad y rechazo de sales para reducir la presión de trabajo
  • Membranas con mayor rechazo de boro para cumplir la normativa sin recurrir a dobles pasos de membranas
  • Membrana con mayor rechazo de iones monovalentes (cloros, sodio)
La reducción del consumo específico por la regeneración de energía parece estar al límite de sus posibilidades, sin embargo, es posible actuar sobre las membranas. La reducción de la presión de trabajo de las membranas implicará sin duda un ahorro energético.
potabilizacionAguaMar